Os presento a Estel, esta preciosa bebé a la que poco le falta para cumplir un añito. Despierta, atenta, movida, inquieta, Estel se paseaba por el estudio explorando cada rincón y jugando con todo lo que llamaba la atención a sus enormes ojos.

      A sus diez meses ya camina y diría que poco le falta para ponerse a correr, pero para entonces nos iremos al parque para poder perseguirla porque seguro que será como una mariposa que tan solo permace quieta unos segundos para luego alzar el vuelo y desaparecer. En mi estudio jugó con todos los juguetes, pero su preferido, el caballito de madera. Y cuando se abraza a un cojín con la voz tan dulce de su mamá de fondo, es de aquellos momento que siento más tiernos.  Hay bebés que me conquistarán para siempre.

      Love You!

      006-storyboard

      SHARE
      COMMENTS

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies