Los gemelos Aaron y Joel vinieron a los nueve días de haber nacido, ¡pequeñitos y dormilones!. Hacer una sesión newborn de bebés gemelos, es una experiencia increible. ¡Todo se multiplica por dos!. Y sino que se lo digan a sus papás. Aunque la felicidad también es doble.

Además esta sesión fue directa al laboratorio para  imprimir el álbum que con tanto esmero había maquetado foto a foto componiendo sus pequeños movimientos. Un álbum con olor a papel recién pintado y textura al óleo. ¡Una delicia!.

 

002-storyboard

SHARE
COMMENTS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies