Pau intenta conciliar el sueño mientras su hermano mayor Jan revolotea por todo el estudio. Él también tiene algo que decir, es feliz pero al mismo tiempo busca la atención de su familia porque siente que ahora ya no es el único protagonista. Busca y toca mi cámara que ahora se centra en la estrella de su hermano pequeño Pau, pero también le hago fotos, su expresión no se puede olvidar.

Las sesiones de newborn son especialmente largas. A veces vemos las fotos y pensamos que se hacen una detrás de otra sin más. Pero aplicar todos los conocimientos, la seguridad y respetar ante todo el ritmo del bebé, es fundamental. A veces, vienen dormidos y se despiertan en cuanto los tocas y a veces vienen despiertos, tal y como os recomiendo que hagáis, y ni se inmutan. Pero todo depende porque cada bebé es un mundo, un universo por descubrir.

¡Sí, lloran, duermen y comen!, pero más allá de sus necesidades más básicas, más primitivas, tienen sus propios movimientos, aquellos que les hacen únicos, movimientos que observo lentamente, mientras suavemente les voy fotografiando y moviendo de posición. Labios, pestañas, manos, bostezos, sonrisas, ¡hay tanto que fotografiar!.

 

001-storyboard

SHARE
COMMENTS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies