Sesión de Postboda de Tamara y José Antonio en el Barrio Gótico de Barcelona

      Un paseo por el Gótico sin pasar desapercibido, es una ardua tarea. Tamara y José Antonio, iban a ser, cien por cien seguro, los protaginistas en su sesión de fotos de postboda. Y así fue, todo el mundo los paraba y los quería saludar, para darles los mejores deseos. Ellos se sentían los protagonistas de una película, el centro de atención. Me encantó el reto de conjugar el movimiento urbano con el sentimiento de amor profundo que se tienen ambos. Esta pareja, ya no son dos, son una familia de cuatro y junto a sus doa pequeñas son totalmente comestibles. Esta vez, la pequeña Andriana y su hermana menor Olivia, se quedaron con los abuelos y la pareja de novios tuvo toda una tarde para ellos, de besos, abrazos y más de una risa, por ser el centro de atención allí donde fueran. Para más Inry, nos llovió, pero eso no es algo malo, ni que esté nublado tampoco, ¡la luz era excelente!, además ya sabéis lo que dice el dicho, “novia mojada, novia afortunada”.

       

      SHARE
      COMMENTS

      Tras un año junto a Noelia. Tras varios reportajes y tras momentos inolvidables captados por su cámara volvería a elegirte siempre. Este reportaje,es el final de nuestra aventura boda, pero te aseguro q solo era el comienzo de muchos reportajes más que queremos hacer a tu lado.
      Está postboda era espectacular. Parecía que toda Barcelona quería hacernos fotos. Un reto para la fotógrafa. Con paciencia y mucho Know-how nos acompaño durante todo el día. No se canso, siempre en busca de los mejores sitios, luces y poses.

      Noelia no es solo una gran fotógrafa, sobretodo es una gran persona con grandes valores humanos. Con un corazón tan grande que no se como le cabe en su pecho.
      Todo esto junto, la hace perfecta.

      Noelia me quedo corta diciendo gracias. Gracias por tu gran trabajo y los recuerdos que nos has dejado.